Hata Flow

Cuerpo y mente adaptado a tu nivel

Cuerpo y mente, en armonía.

Fortalecer la musculatura de forma equilibrada con la ayuda de tu propio peso corporal.

Recuperar, mantener y aumentar la movilidad de tus articulaciones, en especial de tu columna vertebral; alineando tu postura de forma saludable, en su máxima expresión.

Para que nuestro cuerpo sea la base desde la que poder abordar la complejidad de nuestra Mente. Tonificado, flexible, elongado. Así debe mantenerse el Cuerpo para que resulte una base firme y estable desde la que saltar a la observación de las dimensiones más sutiles del Ser.

La Respiración como gran aliada para fundir nuestra consciencia con la mente cotidiania, uniendo, liberando, ordenando nuestro Energía para encontrar formas amables de relacionarnos con nuestras diferentes dimensiones y con nuestro entrono. Natura.

El Hata puede mejorar significativamente estados patológicos, tratando la enfermedad desde un enfoque psicosomático; además de abrir la puerta al crecimiento personal e integral de la persona.

La historia contemporánea del Yoga nos ha legado esta práctica en la que a través del fortalecimiento, la elongación, y la correcta colocación del cuerpo físico despertamos no sólo el bienestar corporal, pero entramos en contacto con las dimensiones sutiles de nuestro Ser a través de la observación, la concentración y la respiración.

Practicamos posturas adaptadas a las capacidades de cada quien en los diferentes niveles en que las clases están organizadas. Tanto en la Sala, el Patio o el Jardín de este rinconcito del Campo de Elche.

El objetivo de estas posturas es desplegar todo el potencial físico, mental y energético para poder encontrar al final de la práctica unos minutos de paz y recogimiento interno.

Es un privilegio poder compartir contigo mi conocimiento y experiencia directa con las disciplinas corporales, mentales y espirituales para que llegues a estar lo mejor posible en tu piel.

Hatha es una palabra sánscrita que se puede dividir en dos palabras más pequeñas: ha, que significa «sol», y tha, que significa «luna». En la poética de la palabra se encierra el propósito de esta práctica desarrollada por los sabios Rishis de la India:

equilibrar las energías del cuerpo, despertar el potencial vibracional y transformar al Ser.

La palabra también significa en origen «intencional», «contundente» o «fuerte». Mantener las posturas y respirar en ellas conlleva retos físicos pero sobre todo mentales, que una vez superados a través de la guía de la respiración, alivian enormemente las afecciones físicas y emocionales.

En la práctica de Cal Roig hacemos una variación sobre la secuencia clásica de las Âsanas o posturas; y aunque sí las mantenemos de forma estática durante varias respiraciones, construimos secuencias orgánicas que nos permitan pasar de forma fluida de una posición a otra encontrando la comodidad a través del movimiento amable con las articulaciones, acercándonos de forma progresiva a la posición que vamos a sostener.

Es totalmente prioritario mantener la higiene posturas y evitar siempre dañar las articulaciones, tensar fascias o exceder las posibilidades musculares. Evito a toda costa poner en peligro las vértebras y jamás llevo a nadie a posturas exigentes si no siento que su base técnica garantiza la salubridad de la posición.

Exquisitez en el cuidado de la columna.

Horarios y precios